FONDOS BIBLIOGRÁFICOS Y AUDIOVISUALES
IMPRESORADisminuir tamaño textoAumentar tamaño textoGOOGLE TRADUCTOR


:: ACCESO A CATÁLOGO AUTOMATIZADO

:: Muestra actualmente expuesta


MUESTRA FONDOS DIVERSOS > EL DIBUJO Y LA PINTURA EN LA OBRA DE LE CORBUSIER.

LA SÍNTESIS DE LAS ARTES

16 MARZO - 15 MAYO 2006




LITOGRAFÍAS DE LE CORBUSIER

ADQUIRIDAS EN ABRIL DE 2005 POR LA JUNTA DE GOBIERNO DEL COAM Y CEDIDAS A LA BIBLIOTECA PARA SU EXPOSICIÓN PERMANENTE

Título: Unit?
Cod: 680-16
Fecha: Agosto 1953
Técnica: Grabado
Medidas: 45 x 57 cm.

Título: Unit?
Cod: 680-10
Fecha: Agosto 1953
Técnica: Grabado
Medidas: 45 x 57 cm.


[principio de página]

 

      APUNTES BIOGRÁFICOS

  • 1887   Charles-?douard Jeanneret nace el 6 de octubre en La Chaux-de-Fonds, Suiza. Su padre era relojero, y su madre, música.
  • 1902   Estudia en la Escuela de Arte de La Chaux-de-Fonds.
  • 1905   Estudia en el Curso Superior, fundado por Charles l'Eplattenier.
  • 1907   Viaja a Italia con el escultor Líon Perrin. Pasa 6 meses en Viena.
  • 1908   Trabaja con Auguste Perret en París.
  • 1910   La Escuela de Arte de La Chaux-de-Fonds le encarga un estudio sobre las artes aplicadas y su enseñanza en Alemania. Trabaja con Peter Behrens en Neubabelsberg.
  • 1911   Con el historiador de arte Auguste Klipstein hace su "viaje por Oriente".
  • 1912    En La Chaux-de-Fonds, se encarga del Curso Superior, transformado ahora en nueva sección de la Escuela de Arte. Inicia su actividad como decorador y arquitecto. Publica su primera obra: Etude sur le mouvement d'art dícoratif en Allemagne.
  • 1913   Expone sus dibujos sobre "el lenguaje de las piedras" en Zúrich.
  • 1914   Viaja a Alsacia, Lorena y Renania y visita el Werkbund en Colonia. Junto a Max du Bois se interesa por la construcción con hormigón armado.
  • 1917   Funda en París la Sociedad de las Aplicaciones del Hormigón Armado (SABA). Fija su residencia y abre su primer estudio en París.
  • 1918   Escribe, con el pintor Am?d?e Ozenfant, Apr?s le cubisme. Exponen, juntos, cuadros en París.
  • 1920   Funda la revista L'Esprit Nouveau con Ozenfant y el poeta Paul Derm?e. Adopta el seudónimo de Le Corbusier.
  • 1921   Viaja a Roma con Ozenfant.
  • 1922   Expone en el Salón de Otoño de París. Abre estudio con su primo Pierre Jeanneret. Proyecto Maison-atelier Ozenfant, París, Francia.
  • 1923   Publica Vers une architecture.
  • 1924   Instala su estudio en Saint-Germain-des-Prís.
  • 1925   Pabellón de L'Esprit Nouveau en la Exposición de las Artes Decorativas de París. Proyecto Plan Voisin, París, Francia.
  • 1926   Enuncia sus "cinco puntos de una nueva arquitectura".
  • 1927   Publica Une maison, un palais.
  • 1928   Congresos Internacionales de Arquitectura Moderna (CIAM) en Sarraz. Villa Savoye, Poissy, Francia.
  • 1929   Viaja a Latinoamérica. Publica sus conferencias en Pr?cisions. Expone en el Salón de Otoño los muebles diseñados con Charlotte Perriand y Pierre Jeanneret.
  • 1930   Obtiene la nacionalidad francesa. Se casa con Yvonne Gallis.
  • 1931   Conferencias en Argel. Funda la revista Plans.
  • 1933   Participa en el cuarto CIAM en Atenas, dedicado a la "ciudad funcional".
  • 1934   Fija de nuevo su residencia y estudio en París. Viaja a Italia. Participa en la revista Prélude.
  • 1935   Publica La Ville radieuse y Aircraft. Viaja a EE UU.
  • 1937   Caballero de la Legión de Honor. Organiza el quinto CIAM dedicado a "la vivienda y el ocio".
  • 1938   Publica Des canons, des munitions? Merci! Des logis s.v.p.
  • 1940   Cierra el estudio y se separa de Pierre Jeanneret. Se refugia en Ozon y empieza a diseñar esculturas.
  • 1941   Se instala en Vichy. Publica Sur les quatre routes y Destin de Paris.
  • 1942   Abandona Vichy. Publica Les Constructions Murodins y La Maison des hommes.
  • 1943   Publica La Charte d'Athónes y Entretien avec les étudiants des ?coles d'architecture.
  • 1944   Tras la Liberación, preside la Comisión de Urbanismo del Frente Nacional de los Arquitectos. Vuelve a abrir su estudio.
  • 1945   Publica Les trois ?tablissements humains. Viaja a EE UU por segunda vez.
  • 1946   Esculpe sus primeras tallas con el ebanista Joseph Savina. Publica Mani?re de penser l'urbanisme y Propos d'urbanisme. Unidad de Habitación, Marsella, Francia.
  • 1947   La Asamblea General de la ONU le nombra experto para la comisión de construcción de su sede de Nueva York.
  • 1948   Primeros cartones para tapices.
  • 1950   Publica el primer libro sobre el "Modulor". Publica Po?sie sur Alger.
  • 1951   Presenta el "Modulor" en el seminario de la Trienal de Milón sobre "La divina proporción". Capilla Notre-Dame-du-Haut, Ronchamp, Francia.
  • 1953   Proyecto Convento de La Tourette, Eveux-sur-l'Arbresle, Francia (inicio).
  • 1954   Publica Une petite maison.
  • 1955   Publica Le Po?me de l'angle droit y Le Modulor 2 (La parole est aux usagers).
  • 1956   Publica Les Plans de Paris, 1922-1956.
  • 1957   Muere su mujer en París.
  • 1960   Muere su madre Marie-Charlotte-Amálie Perret. Publica L'Atelier de la recherche patiente.
  • 1962   Exposición retrospectiva de su obra en el Museo de Arte Moderno de París.
  • 1965   Muere el 27 de agosto en Roquebrune-Cap-Martin, Francia.
   

[principio de página]
  EL ARQUITECTO PINTOR

El legado de Le Corbusier incluye, además de su arquitectura, una importante obra de pintura, grabado y escultura. Esto no es extraño si se considera que la actividad creativa del arquitecto comenzó precisamente con unas clases de pintura: A los trece años supera el examen de ingreso en la Escuela de Artes de La Chaux-de-Fonds, que será su lugar de formación y, más tarde, el de sus primeras experiencias como educador. Figura clave en su maduración como artista fue su profesor, Charles L??plattenier, quien, incitando a sus alumnos a dibujar todo lo que encuentran, le hace descubrir las relaciones fundamentales entre naturaleza y arte. L??plattenier pronto se interesó por él y le propuso dedicarse a la arquitectura; de este modo, y siendo aún muy joven (18 años), Le Corbusier inició su actividad profesional. No obstante, nunca abandonaría su dedicación a la pintura: En los años siguientes realiza diversos viajes por Europa, en los que elabora una gran cantidad de bocetos. La información recopilada en ellos y el análisis de todo lo visto a través de sus dibujos serán decisivos en su actividad como arquitecto, como lo prueban las numerosas ocasiones en las que recurre a dichos estudios para explicar sus teorías (Vers une Architecture). Le Corbusier explicaba que la pintura era para él un laboratorio plástico, e incluso el campo de experimentación de su arquitectura.

En 1918 reside ya de forma permanente en París y allí conoce al pintor Amíd?e Ozenfant, quien le anima a practicar regularmente el arte pictórico. Con él publica Aprís le cubisme, y, a partir de este momento, la pintura dejará de ser una ocupación secundaria, estableciéndose en su interior un diálogo permanente entre el pintor y el arquitecto. Durante esos años la pintura significará una búsqueda plástica de carácter científico, siendo evidente el parentesco de sus cuadros puristas con sus obras de los años 1925-1928. Seguirón existiendo analogías formales entre ambas actividades más tarde, cuando su pintura evoluciona y se ve influenciada por L?ger, Braque y Picasso. Aunque el mismo Le Corbusier reconocía introducir a menudo en sus edificios composiciones que antes había empleado en sus cuadros, sin embargo, no se trataba de citas del pintor por parte del arquitecto, sino la demostración de que la manera de pensar y de traducir plásticamente sus ideas se servían del mismo lenguaje en ambos casos.


[principio de página]
  EL VIAJE

El primer viaje que efectúa Le Corbusier es el que hace a Italia y Austria en 1907 acompañado por el escultor Líon Perrin. Conoce entonces algunas obras de arquitectura que le sorprenderán, tanto de la antigüedad clásica italiana (le impresionan especialmente Galluzzo y Róvena) como de las nuevas tendencias que se estaban desarrollando en Viena. No obstante, el viaje que realmente marcará su modo de entender la arquitectura será el que realice a Oriente en 1911, que le lleva a Turquia y Grecia. Del mismo quedan abundantes bocetos y un diario publicado (Voyage d'Orient). Todo lo aprendido con L??plattenier tiene aqui su reflejo en los dibujos que realiza durante su periplo: si antes el dibujo era un medio de análisis de la naturaleza, ahora aplica igual método para profundizar en el conocimiento de la arquitectura: las mezquitas, las casas turcas y, sobre todo, la Acrópolis de Atenas, a la que acude diariamente durante cuatro semanas.

Le Corbusier conservará la costumbre de dibujar en sus viajes a lo largo de toda su vida, de lo que han resultado innumerables cuadernos de viaje, en los que se encuentran dibujos de arquitectura, pero también otros más descriptivos, del paisaje, de mujeres, de objetos... a veces más elaborados o, en ocasiones, simples apuntes, sencillos dibujos de línea, claros y esquemáticos, acompañados de notas y reflexiones. La técnica y el tema irá variando, como su pintura, y se observa una relación clara entre ellos y sus cuadros y grabados; con frecuencia, el interés por un nuevo asunto surge precisamente de los dibujos realizados en estos viajes: temas como el cuerpo humano, nuevos objetos, o un tratamiento diferente del color, encontrarán siempre un reflejo en sus otras actividades.


[principio de página]
  EL PURISMO

Aprás le cubisme es un manifiesto que habría de servir como catálogo a la primera exposición conjunta de Ozenfant y Le Corbusier, una teoría del arte que ellos mismos bautizaron como "purismo". La teoría otorga un lugar primordial al ingeniero, que se convierte en el auténtico artista moderno: Glorificación de la lógica y del cálculo, del ideal de una pintura en la que la perfección y la belleza constituyen una identidad. En el libro, los autores atacan algunos principios de la pintura cubista, que para ambos se limita a un juego esotórico de formas ornamentales y de la que aceptan sólo algunos elementos, como la lógica en la construcción del cuadro. Proponen la aceptación de un vocabulario pictórico basado en contenidos simples y familiares, un lenguaje universalmente inteligible. Se trata de los "objets-types": vasos, botellas, pipas, libros, instrumentos musicales... objetos que atraen a Le Corbusier por sus cualidades formales, donde su forma obedece estrictamente a las reglas de la economía, pero que, al mismo tiempo, expresan la racionalidad de los procesos mecánicos utilizados para su producción.

Sin embargo, mientras Ozenfant permanece fiel durante toda su vida a los principios del purismo, la obra de Le Corbusier evoluciona y se deja influenciar por otras corrientes artísticas: durante los años 20 su pintura sufrirá una constante metamorfosis, y, a partir de 1925, el estudio de la naturaleza ampliará su vocabulario, incorporando elementos naturales (piedras, conchas, frutas...) que establecen nuevas relaciones y contrastes con las formas artificiales. Son los "objets ? r?action po?tique", realidades que no han de ser únicamente representadas sino que han de evocar las grandes nociones fundamentales que en nuestra conciencia están ligadas a ellas.


[principio de página]
  LA FIGURA HUMANA - EL MODULOR

Hacia el final de los años 20, otro tema va a imponerse, junto al de los objetos: la forma humana, que ya en la década siguiente será el tema central de la pintura de Le Corbusier. Partiendo de unos bocetos realizados en un viaje a Argelia (donde, según él mismo, descubriá la belleza del desnudo femenino), Le Corbusier comienza a elaborar nuevos dibujos, que va depurando hasta precisar los contornos esenciales. Sin embargo, sus dibujos y cuadros en torno a la figura humana poco tienen que ver, por ejemplo, con los de Lóger, donde hombres y mujeres se muestran mecanizados y sin rostro; las pinturas de Le Corbusier reproducen rostros, manos y pies, a veces deformados, superpuestos y mucho más expresivos. Entre todos estos elementos, la mano es la primera en destacarse del contexto pictórico para convertirse en una especie de signo mágico, que representará en numerosas ocasiones y de formas variadas: en gesto de imploración, anudada de manera convulsa, abierta o como señal de bendición. Aparece en las vidrieras de Ronchamp y en Chandigarh, donde el simbolismo de la mano abierta alcanza su punto culminante: es la alegoría de un gesto pasivo y activo a la vez, que significa la idea de dar y de recibir.

Por otro lado, su obsesión con el cuerpo humano no se reduce a la representación pictórica, sino que constituye un elemento clave en su arquitectura, como soporte de un sistema de medidas que pudiera aplicarse de modo universal y servir de base a los procesos de estandarización y prefabricación. El sistema métrico decimal no convencía a Le Corbusier, quien lo consideraba arbitrario con respecto al hombre. Elabora entonces un sistema de medidas y proporciones cuya validez será independiente de las diferentes convenciones en uso y que, sin esfuerzo, podría trasladarse a otros sistemas métricos. En sus estudios, constata que en los organismos vivos de los órdenes superiores no existe ninguna serie simple, sino toda clase de progresiones, y que corresponden a la diferenciación funcional de las partes que los integran. Al fin, encuentra el esquema básico, y en 1948 publica el primer volumen del Modulor, que se agota rápidamente. Su esquema general propone un denominador común de las dimensiones del hombre y de la geometría elemental: un varón de pie, de 1,82 m. de altura, con el brazo levantado y el ombligo justo en medio, se halla inscrito en dos cuadrados superpuestos, de 1,13 m. de lado, lo que proporciona una altura total de 2,26 m.: ésta es la dimensión básica de una habitación. En ese sistema se introduce la sección áurea, y a partir de dicho esquema se establece una progresión de medidas que pretendía conducir desde el dominio íntimo del entorno inmediato del hombre hasta las grandes dimensiones de la arquitectura. Se trata del primer sistema de proporciones que se da en arquitectura desde el Renacimiento y busca esencialmente un orden antropométrico de las cosas.


[principio de página]
  EL DIBUJO DIDÁCTICO. EL CROQUIS DE PROYECTOS DE ARQUITECTURA Y URBANISMO

Desde la infancia, Le Corbusier dibuja sin cesar. La observación de la naturaleza y del entorno, costumbre que le inculca su profesor L??plattenier, le marca profundamente y definirá sus métodos de trabajo y enseñanza, en los que el dibujo representa un instrumento de comunicación indispensable. A lo largo de su vida publica varios libros sobre muchos de los temas que abarca su actividad: pintura, arquitectura, urbanismo. En la gran mayoría, el croquis explicativo juega un papel tanto o más importante que el propio texto, al sintetizar de modo fácilmente comprensible todo el mensaje: se trata de dibujos sencillos, muy claros, de trazo rápido y potente, expresión natural de un proceso de pensamiento.

Los croquis de arquitectura y urbanismo realizados por Le Corbusier guardan una estrecha relación con sus dibujos didácticos; el arquitecto era un gran comunicador y su principal medio de expresión, el dibujo, de modo que los croquis realizados para sus proyectos no constituían sólo un instrumento personal de análisis, sino una clara expresión de sus ideas y de la lucha del arquitecto por reducir a soluciones reales sus propuestas teóricas. Esto se ve especialmente en aquellos croquis efectuados para sus libros, (Vers une Architecture, L'Urbanisme des Trois ?tablissements Humains...), en los que los ejemplos mostrados por Le Corbusier para ilustrar sus teorías son con frecuencia proyectos propios.

Existe otro tipo de dibujos, menos analíticos y más descriptivos: las perspectivas de sus proyectos y planes urbanísticos, más detallados pero, no obstante, muy distanciados de las clásicas representaciones arquitectánicas, más elaboradas. Estos dibujos de Le Corbusier guardan mayor relación con su pintura, por el trazo limpio y la constante presencia de la figura humana y de elementos naturales.


[principio de página]
  CASAS PARA ARTISTAS

En 1922, algún tiempo después de comenzar su colaboración con Ozenfant, Le Corbusier realiza un proyecto de casa-estudio para el pintor. No sería la única, pues en ese mismo año y en los siguientes elaborará otros proyectos de casas para pintores. Por entonces, Le Corbusier ya ha estado investigando con los nuevos materiales (hormigón armado), y también ha desarrollado algunos de sus más importantes trabajos de juventud: las casas "Citrohan" o el pabellón "Esprit-Nouveau", y con ellos, sus teorías sobre la vivienda, la estandarización, los nuevos sistemas estructurales o el lenguaje arquitectónico que habría de acompañarlos. Estas casas-estudio, sin representar una materialización fiel de las teorías de Le Corbusier (como, según él mismo, era la Villa Savoie) ya son un reflejo de muchas de ellas: la fachada libre, independiente de la estructura y capaz por lo tanto de permitir una mayor entrada de luz; o la estandarización de la ventana, a escala humana.


[principio de página]

FICHAS BIBLIOGRÁFICAS


Publicado en web: 07- abril - 2007


[principio de página]

Novedades Donaciones Muestras Actividades y noticias


atrás
Puede mandar sus sugerencias sobre esta página a biblioteca@coam.org
Copyright © COAM Marzo 2001