Comunicados grupo representantes

El pasado fin de semana hemos participado del congreso organizado por el Colegio de Sevilla bajo el título "La casa está ardiendo". El objeto del congreso era tomar el pulso del estado de la profesión, convocando a arquitectos, colegiados o no, recién titulados y estudiantes.

Además de lo dispuesto en el Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares (PCAP), en el presente Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares (PPT), los trabajos estarán sujetos a la normativa que sin carácter restrictivo se indica a continuación, así como a cualquier otro tipo de reglamentos, normas o instrucciones oficiales que, aunque no se mencionen explícitamente en el Pliego, puedan afectar al objeto del contrato.

Decíamos ayer...o mejor, hace quince días, que siempre quedaran cosas por hacer pero que otras si se han hecho o están en proceso de realización. Decíamos también que aquello que sí se hace muchas veces no se difunde adecuadamente, por lo que acababa pareciendo que tampoco se ha hecho. Para intentar paliar, aunque sea mínimamente, está deficiencia en la comunicación de la actividad llevada a cabo en el COAM, intentaremos utilizar este humilde medio para intentar mejorarla y facilitar que conozcáis las cosas que si se han hecho.

Planteamos la celebración en Madrid de un congreso sobre el estado de la profesión de los arquitectos. Los compañeros del Colegio de Sevilla han tenido la idea de celebrar, en próximas fechas, un congreso provincial de arquitectos y arquitectas, con el nombre de "La casa está ardiendo"; nos parece una gran idea.

Y a veces en la SEDE parece que ni suceden. Notará el avispado lector que usamos SEDE en lugar de COAM, pero es que la rima es mucho más difícil en este segundo caso. No lo llamen trampa, llámenlo astucia.

Mucho, mucho es lamentablemente lo que no se hace. Nos pasa en cualquier ámbito de la vida. Todos sabemos, por experiencia propia que hay muchas cosas que nos hubiera gustado hacer y no hemos podido. Bien por falta de tiempo, por falta de recursos, porque había que hacer otras más urgentes o porque había que elegir entre varias.... por mil razones y, a veces, no llegan ni a intentarse...

Otro año perdido para la profesión. El COAM sigue gestionando brillantemente el deterioro de nuestra profesión mientras la ciudad de Madrid se dirige hacia la banalidad arquitectónica y medioambiental.