Actualidad → Noticias
< Volver

Entrada en vigor y novedades reseñables de la nueva Ordenanza de Licencias y Declaraciones Responsables del Ayuntamiento de Madrid

16/06/2022

El 17 de junio de 2022 entra en vigor la Ordenanza 6/2022, de 26 de abril, de Licencias y Declaraciones Responsables Urbanísticas del Ayuntamiento de Madrid.


Como novedades cabe reseñar, entre otras, las siguientes:  
 - Se reunifican, en una única ordenanza, los ámbitos de aplicación que, desde 2009, habían permanecido separados en dos ordenanzas.[1]  (Art. 3.1)
 
 En referencia a los medios de intervención urbanística municipal:
 -  Se incrementan las actuaciones urbanísticas no sujetas a intervención municipal (Art. 6).[2]
 -  Se incrementa la importancia de la declaración responsable, con comprobación posterior, a costa de una disminución de los supuestos de licencia, con control previo (Preámbulo V).
 -  En relación al trámite de declaración responsable, se señala que “serán objeto de declaración responsable todas las actuaciones urbanísticas que deban ser objeto de intervención municipal y no estén incluidas en el control por licencia” (Anexo II. A).[3]
 -  En relación al trámite de licencia urbanística, “cuando se trate de solicitudes de licencia de obras de nueva planta, sustitución y/o reestructuración total” (Art. 44.1), se introduce la potestad de solicitar y obtener una “licencia básica”, previa a la licencia urbanística.
 -  En el procedimiento de licencia urbanística “el inicio de la actuación y la ejecución de las obras se efectuará bajo la responsabilidad solidaria del promotor, el constructor, el técnico o los técnicos integrantes de la dirección de las obras y de su ejecución” (Art. 43.2)
 -  En el procedimiento de licencia básica “el inicio se producirá bajo a responsabilidad solidaria del promotor, el constructor, el técnico o los técnicos integrantes de la dirección de las obras y de su ejecución” (Art. 45.1).[4]
 -  En el caso de que una vez concedida la licencia básica e iniciadas las obras, se requiera la subsanación de deficiencias para la concesión de la licencia urbanística, y se conteste el requerimiento sin que las deficiencias hayan sido subsanadas, “se dictará resolución denegando la licencia urbanística, quedando la construcción ejecutada a su amparo sin posibilidad de uso o funcionamiento, sin perjuicio de las medidas de restablecimiento de la legalidad y sancionadoras que procedan” (Art. 46).
-  En relación con la primera ocupación y funcionamiento, se generaliza el uso de la declaración responsable, en lugar de la licencia. Sin embargo, se mantiene la licencia de primera ocupación y funcionamiento para aquellas actividades, en que sea exigible por normativa sectorial o que se encuentren incluidas en el anexo I de la presente ordenanza (Art. 51).[5]
- Se introduce la posibilidad de solicitar, en determinados casos, condiciones y características, una licencia para el desarrollo de actividades temporales en locales y establecimientos con autorización en vigor (Art. 58).
 
En referencia a los medios de información urbanística:
- Se generaliza el “informe de viabilidad urbanística”, de carácter voluntario, y previo a la presentación de la declaración responsable o a la solicitud de la licencia, salvo en “actuaciones urbanísticas sujetas a algún procedimiento de control ambiental” (Art. 3.9 y art. 12).
- Se regulariza la consulta urbanística especial para la obtención de cualquier informe preceptivo a presentar junto a la declaración responsable (Art. 15.2).
- Se implementa la autorización o concesión demanial previa a la ocupación del dominio público municipal con medios auxiliares (Art. 19.4).
 
En referencia a los contenidos documentales:
- Se reconoce la obligación de que cuando “la entidad colaboradora en la gestión de las licencias urbanísticas aprecie falta de competencia legal en el técnico que suscribe el proyecto correspondiente a la actuación urbanística pretendida, deberá trasladar al Ayuntamiento de Madrid la cuestión, a fin de que en el plazo máximo de cinco días resuelva sobre la misma y determine, conforme a la normativa aplicable, la titulación exigida para la redacción del proyecto de que se trate” (Disposición adicional sexta). Al respecto, cabe recordar, que tanto aquí, como en la anterior ordenanza, se clasifican los proyectos técnicos: en “proyectos técnicos de obras de edificación para las actuaciones urbanísticas incluidas en el ámbito de aplicación establecido en la legislación estatal en materia de ordenación de la edificación” y “otros proyectos, documentos y memorias técnicas para las actuaciones urbanísticas no incluidas en la letra anterior” (Art. 24.1).
- Se establece la obligación de aportar “proyecto técnico o, en su caso, documentación técnica, suscrito por técnico competente”, como “documentación obligatoria para todas las solicitudes de licencia urbanística” (Anexo III. 1). “En caso de que el proyecto no esté visado, se acompañará documento acreditativo de la identidad y habilitación profesional del técnico autor del mismo, en los términos previstos en el artículo 24” (Anexo III 1.1).
- Se establece que “las obras de mantenimiento y conservación no requerirán para su definición de la presentación de proyecto o documentos técnicos”.[6]  (Art. 24.2)
- Se generaliza, en el procedimiento de licencia, que tras su concesión “para el inicio de la ejecución de las obras será suficiente con la realización por el interesado de la comunicación en la que se manifieste que se dispone de proyecto de ejecución que desarrolla el básico objeto de licencia y que éste no introduce modificaciones sustanciales que supongan la realización de un proyecto diferente al inicialmente autorizado, junto con la documentación indicada en el anexo IV.1” (Art. 43.1). Por lo indicado en el anexo IV (1.4.1) cabe interpretar que el interesado será el técnico competente autor del proyecto de ejecución.[7]
- En lo referente a la documentación final de obra, se establece que en el certificado final de obra “deberá constar la completa adecuación de las obras a las condiciones urbanísticas, ambientales, de seguridad y de accesibilidad establecidas en la licencia” (Anexo IV 2.1.1).[8]

Y en referencia a la gestión:
- Se establece que “las entidades colaboradoras urbanísticas podrán intervenir en cualquier actuación” urbanística, salvo las “que  requieran licencias temporales” o “licencias provisionales”, las actuaciones urbanísticas “en situación de fuera de ordenación absoluta”, la “comprobación para el funcionamiento de actividades incluidas en el ámbito de aplicación de la legislación autonómica en materia de espectáculos públicos y actividades recreativas”, y las “actuaciones que se realicen sobre el dominio público excepto que se trate de locales individuales en mercados municipales sujetos a régimen de concesión, o actuaciones relativas a la ocupación del dominio público con medios auxiliares”. (Art. 5)
 
En la redacción de esta nota informativa hemos intentado señalar aquellos aspectos novedosos que pueden afectar a la actividad profesional de los arquitectos. En cualquier caso, el texto completo de la ordenanza se puede localizar en enlace indicado abajo.
 
Esperamos que, en fechas próximas, como por otra parte viene siendo habitual, esta ordenanza se enriquezca con un corpus de instrucciones y protocolos municipales que permitan ampliar información y establecer criterios de aplicación para ciudadanos, técnicos competentes y entidades colaboradoras urbanísticas. En cualquier caso, no está de más recordar aquí que el objeto de la ordenanza es regular la tramitación de las licencias y declaraciones responsables en el ámbito de las actuaciones urbanísticas del término municipal de Madrid, no afectando, como no puede ser de otro modo, a lo establecido en la legislación estatal, tanto en relación a la necesidad o no de proyecto u otro documento técnico para una determinada actuación, como en lo referente a sus contenidos mínimos, a la titulación de quienes los suscriban y a la obligación o no de su visado colegial.[9]
 
Ordenanza de licencias y declaraciones responsables urbanísticas: enlace al BOCM

 


[1] Ver Disposición derogatoria primera de la presente ordenanza.

[2] Entre otras, se incorporan las “obras de conservación consistentes en la sustitución de acabados interiores… de las zonas comunes de edificios de uso residencial, cuando no estén protegidos arquitectónicamente”, la “renovación de instalaciones o parte de estas…”, o las “actuaciones provisionales de apuntalamiento en situaciones de peligro grave e inminente” más allá de las declaradas en ruina.

[3] De todas las posibles actuaciones, habría que descartar las no sujetas a intervención por licencia o declaración responsable (Art. 6), y de las restantes volver a descartar aquellas que estén sujetas a control mediante licencia (Anexo I). Este procedimiento de doble descarte es el que se aplica en la propia Ley 1/2020, de 8 de octubre, de modificación de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, para el impulso y reactivación de la actividad urbanística, que obliga a la presente modificación de la ordenanza municipal. Si bien allí se indicaron algunas de las actuaciones sujetas a declaración responsable: “Con carácter general estarán sujetos a declaración responsable urbanística todos aquellos actos de transformación, construcción, edificación o uso del suelo, no recogidos expresamente en los artículos 152 y 160 de la presente Ley, y en particular, los siguientes: …” (Art. 155).

[4] Considerando lo indicado en la ordenanza sobre la licencia básica, nos parece que no queda suficientemente claro cuáles son las obras amparadas por la “licencia básica”, más allá del inicio de las obras. 

[5] Como, por ejemplo, “la implantación o modificación de actividades englobadas en el uso servicios terciarios clase hospedaje”.
 
[6] Contraviniendo, a nuestro juicio, no solo lo establecido en el artículo 6.b y en el Anexo II de la presente ordenanza, por no contemplar la necesidad, al menos, de documentación técnica para declaración responsable de obras de conservación en acabados interiores protegidos arquitectónicamente, sino también lo establecido en la legislación estatal, tanto en la Ley de Ordenación de la Edificación (Art. 2. 2. c) por no contemplar la obligatoriedad de proyecto en obras que afecten a elementos o partes objeto de protección; como el Código Técnico de la Edificación (Parte I. Art. 2.3 y Anejo III. Terminología: definiciones de “Intervención en los edificios existentes. b) Reforma” y “Mantenimiento”) por no contemplar la obligatoriedad de memoria suscrita por técnico competente en toda obra de reforma que trascienda del “exclusivo mantenimiento del edificio”.

[7] En dicho Anexo IV Documentación para el inicio y finalización de las obras, se indica que para “aquellos casos en que resulte exigible en la normativa específica: 1.4.1. Certificación suscrita por el técnico o los técnicos autores en la que se identifique el proyecto de ejecución elaborado y en la que se haga constar que el mismo desarrolla el proyecto básico y define la obra en su totalidad sin rebajar las prestaciones declaradas en el básico, ni alterar los usos y condiciones bajo las que se concedió la licencia urbanística.”  

[8] Esta obligación parece no tener en cuenta la existencia de la Orden de 28 de enero de 1972 por la que se regula el Certificado Final de la Dirección de Obras de Edificación, normativa estatal actualmente vigente. En el anexo a esa orden se incorpora el modelo normalizado de certificado en el que se establecen su formato y contenido. Para dichas obras, se debería considerar una alternativa que permita seguir cumpliendo la normativa estatal de carácter obligatorio.

[9] Entre otras, la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación, el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación y el Real Decreto 1000/2010, de 5 de agosto, sobre visado colegial obligatorio.

 
 

COAM


Usuario:
Contraseña:

Si no recuerdas tu contraseña, pincha aquí.
Si no estás dado de alta, pincha aquí.

COAM


Email
Contraseña


COAM


COAM, Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid


El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) es la corporación de derecho público que representa y defiende los intereses profesionales de los arquitectos de Madrid y salvaguarda los valores culturales y medioambientales de la Arquitectura en beneficio de la sociedad.


COAM


PORTAL DE EMPLEO COAM


Por error temporal de funcionamiento ajeno al COAM el servicio de Portal de Empleo se encuentra suspendido. Volverá a estar operativo en breve una vez se haya subsanado este problema.

Disculpen las molestias.